domingo, 27 de septiembre de 2015

Modelación de la operación del BRT Tuzobús (metodología)

METODOLOGÍA

Como se sabe, el Sistema Masivo de Integrado de Transporte Masivo de Hidalgo (SITMAH) es una entidad que se dirige con opacidad en cuanto a las características técnicas del BRT denominado Tuzobús. Si bien es cierto que el contar con dicha información en un periodo adelantado pudo suponer un uso particular ventajoso sobre dicha información, también lo es que en este momento hay datos que pueden compartirse sin dicho riesgo (también aprovechamos para señalar que si bien se le ha negado al ciudadano ‘común’, han habido funcionarios que ya sacaron ventaja de ello al tener acceso a información privilegiada).

Los datos dados a conocer por diversas autoridades mediante la monitorización de sus declaraciones a medios, apenas aportan lo suficiente para poder realizar las estimaciones correspondientes:

-Existen 42 unidades tipo Grand Viale, mismas que son usadas tanto en las rutas troncales como en las rutas exprés. Estas son complementadas por otras 43 unidades tipo Boxer y 48 camionetas Sprinter.
-La ruta troncal recorre una longitud de 16.5 Km, con sus 26 estaciones, en un periodo de 40 minutos.
-La frecuencia de la troncal es de entre 3 y 4 minutos.


Longitudes y tiempos de traslado

A partir de los pocos datos anteriores, se observa que bastan 22 minutos para recorrer el trayecto a una velocidad constante. Al haber 26 estaciones en dicho trayecto, se estima que para cada una de ellas, en promedio, la unidad debe pausar su recorrido por 0.68 minutos, mismos que incluyen desaceleración, ascenso y descenso de pasaje, así como una posterior aceleración para llegar nuevamente a los 45 Km/h.

Conociendo las pausas promedio realizadas en cada estación así como la velocidad máxima de las unidades (es decir, calculando el sistema en tiempos ideales), es posible determinar el tiempo en que una ruta tarda en recorrer su trayecto del punto de origen hasta la estación final.

Incluso, fue refutada la declaración de alguno que otro funcionario ‘menor’ que llegó a afirmar que la ruta exprés tardaría solamente 25 minutos en recorrer el mismo trayecto que la ruta troncal (16.5 Km), toda vez que para conseguir ello, o solamente contaría con 4 paradas o bien, realizaría las 26 en una pausa promedio inferior a los siete segundos –virtualmente imposible para desacelerar, esperar ascenso y descenso así como para una posterior aceleración-. La otra posibilidad es viajar a 141 Km/h, haciendo los 26 descensos, también imposible para dicho Sistema.

En el caso de las rutas alimentadoras, dado que su tránsito, en su mayoría, se realiza dentro de los desarrollos habitacionales, su velocidad máxima fue estimada en 30 Km/h. Sin embargo, dado que son vehículos más ligeros, a la vez  que el ascenso y descenso, por lo general, es más rápido que el de una ruta troncal, se estimó en sólo medio minuto por cada parada.

Así, en el caso de las alimentadoras, si bien no son las mismas en ‘ida’ que en ‘vuelta’, para la mayoría de las mismas se tomó como referencia la Parada ‘1’ en cada una de las 19 rutas alimentadoras y sus siete ‘variantes’, mismas que suelen ser las más alejadas de la ruta troncal.




La distancia entre las paradas y la ruta troncal, teniendo en cuenta que se realiza el traslado en vías para automotores, respetando los sentidos de las vialidades, se realizó mediante la herramienta de Google Maps. Para los casos donde la misma ofreció más de una alternativa, se tomó en cuenta la distancia promedio entre las mismas.


Frecuencias y/o tiempos de espera

Al conocer el tiempo requerido para llegar de un destino origen a uno final, es necesario obtener la información sobre cuántas unidades se requieren para la realización de dichos recorridos y de esta forma así poder determinar la frecuencia de los mismos, variable sumo importante para la modelación de la operación del Tuzobús.



Comenzando por la operación de las troncales, para estar dentro de los parámetros asegurados por las propias autoridades, tomaremos en cuenta la frecuencia de 4 minutos –dado que de tomar el rango mínimo de 3 minutos, o incluso 2 como otros ‘brillantes’ del transporte hidalguense sugirieron, no habría unidades suficientes-.

Como se observa en el gráfico anterior, las mínimas unidades necesarias para alcanzar una frecuencia de 4 minutos, por sentido, es usando 22 unidades. El resto de las unidades es repartido, de manera óptima, para cada una de las troncales donde incluso el tiempo ocupado para cambiar de dirección por cada unidad, se reduce a la mitad para su mejor funcionamiento. Dado que las rutas exprés tienen diferentes longitudes y paradas, el mejor método de asignación es designando mayor número de unidades a aquellas rutas que completan su recorrido en una mayor cantidad de tiempo.

Para las rutas alimentadoras la asignación se hizo de la misma forma.

Así, tras recabar datos de cada una de las rutas, teniendo en cuenta toda la información disponible de las mismas y realizando las diversas mediciones a través de Google Maps, se elaboró la tabla siguiente, publicada en LA Press:



Ahora bien, como el lector puede apreciar, hace falta determinar cuánto es el tiempo total que tardaría entre llegar de una Parada 1 al destino Centro, ocupando alimentadora y, posteriormente, una troncal.

Como observará en la última tabla que se presentará, hay tiempos mínimos y máximos. En el primero de los casos se contempla que el usuario llegue a la parada e inmediatamente aborde la alimentadora, de allí vaya a la parada de la troncal (5 minutos fijos) y que el mismo suceso ocurra cuando llegue a la troncal, es decir, es un tiempo ideal dado que no hay dilataciones ni tiempos de espera derivados de la frecuencia del transporte.

En el segundo de los casos, el tiempo máximo se da cuando realiza el mismo ejercicio anterior pero llega a la parada cuando la alimentadora acaba de salir, esperando la siguiente, así como en la troncal deba esperar a que llegue la ruta dado que esta acaba de salir. La media aritmética entre estos traslados en tiempos mínimos y máximos determina el tiempo promedio.


Traslado en combis

Para el cálculo de la velocidad de una combi, es decir, el sistema de transporte que se usaba antes de la entrada del Tuzobús, en el caso de las troncales se determinó una velocidad promedio de 37.5 Km/h, que derivado de las paradas, elevó un 50% su tiempo de recorrido –las mismas irían más rápido derivado de que siempre tuvieron quejas por su exceso de velocidad, pero no es interés de este estudio sesgar la información-.

En el caso de las rutas tomadas por las alimentadoras, con la ayuda de Google Maps, se modeló el tiempo de traslado realizado a través de un vehículo, con la presencia de tráfico y congestionamiento –calculados también por Google-, además de agregar un factor de 0.33, es decir, incrementando la velocidad de traslado en una tercera parte del total, derivado de las paradas y abordos realizados, hechos estos sobre demanda.



Por último, la información recabada y estimada es concentrada en el siguiente gráfico, mismo que presenta esta información de una forma más amigable para el lector: